LIBROS INFANTILES, OPINIÓN

«No somos angelitos» de Gusti

    • Editorial: Océano Travesía
    • Año: 2018
    • Autor: Gusti
    • Número de páginas: 60
    • Encuadernación: Cartoné
    • Formato: 20,2 cm x 24,7 cm
    • ISBN: 978-60-75273273
    • Edad: Niños y jóvenes
    • Colección: Álbumes.

Este álbum ilustrado narra el día a día que viven muchas familias que tienen hijos con síndrome de Down pero desde un punto de vista menos convencional. La historia es contada por un niño, con mucho humor y unas ilustraciones muy especiales y sorprendentemente simples.

Nuestro protagonista cuenta como cuando llegó a casa «sus padres no sabían qué hacer con él», y que en el tejado se instaló un cromosoma al que finalmente invitaron a entrar y allí se quedó para ser su amigo. Explica que todos a su alrededor dicen cosas encantadoras sobre él como que es un regalo de Dios, alguien especial, que siempre está alegre o que es un tesoro o un angelito.

Lo más divertido de este libro empieza a continuación de este preámbulo. Se suceden una serie de escenas muy irónicas en las que el niño va enumerando una a una esas maravillosas virtudes de las que todos hablan; pero las ilustraciones no se corresponden en absoluto con el texto, más bien hacen alusión a todo lo contrario. Entre las virtudes que terminan denostadas con su correspondiente ilustración encontramos: «Me gusta ayudar», «soy el mejor hermano», «soy el campeón de la felicidad» o «siempre estoy alegre». Son muy divertidas y el lector va viendo poco a poco que el autor está hablando de un niño que podría ser cualquier niño, independientemente de que tenga a su amigo el cromosoma o no.

El protagonista también cuenta que si sus padres no sabían qué hacer con él cuando llegó «ahora tampoco». Lo que ha cambiado de entonces a ahora es que ellos han aprendido a aceptarle y a aceptarse, porque también se sienten especiales algunas veces. En ciertos momentos están desbordados (¿como todos los padres?), pero por suerte, cuentan con alegría y buen humor en la familia, algo fundamental para ser feliz.

El libro termina con una larga lista de ejemplos sobre las cosas que hacen, les gustan y no les gustan a los niños con síndrome de Down; básicamente las mismas trastadas que a todos los niños del mundo y es una especie de alegato final de este niño, que está harto de que digan lo maravilloso que es.

Y es que a fin de cuentas no son angelitos, son solo…..niños.

Al final se incluye un breve apéndice que explica qué es el síndrome de Down, cómo se produce y las características que se pueden apreciar.

Cuando me topé con este libro y lo leí además de reírme muchísimo lo encontré bastante transgresor y políticamente incorrecto, así que, como siempre hago cuando me gusta mucho un texto, busqué información sobre su autor.

«Empecé a hacer unos dibujos en broma, en libretas, cada vez que Malko hacía una de las suyas, unas travesuras muy heavy metal, las iba dibujando y apuntando. Hace unos años me llegó un catálogo de una asociación de síndrome de Down y muy bonito todo: ¡fotos preciosas! Lleno de ese aura alrededor de los chicos con síndrome de Down, “que son angelitos”, “que son un diseño perfecto”, todos esos adjetivos que dicen de todo corazón, pero que para mí son etiquetas que no son auténticas.» (Fuente Maguared https://maguared.gov.co/no-somos-angelitos/)

«Entonces, como a mí me gusta poner el dedo donde molesta un poco, quise hacer algo con las travesuras de Malko que venía dibujando; de ahí nació la idea de hacer el libro. Fue un proceso de un par de años en el que le di varias vueltas a la historia, pero el dibujo, la síntesis del personaje, un niño con síndrome de Down, que no es fácil de dibujar, lo conseguí con esa especie de “mamarracho”, que para mí representa lo que son estos niños.»(Fuente Maguared https://maguared.gov.co/no-somos-angelitos/)

Descubrí que «Gusti», como le conoce todo el mundo, es Gustavo Ariel Rosemfeet, un escritor, creativo e ilustrador argentino con gran sentido del humor y una larga trayectoria, que tiene un hijo con Síndrome de Down y que con esta obra habrá puesto en su sitio a unas cuantas personas.
Otras obras de este autor que estoy deseando leer son: «La mosca», «El elefante encadenado» y su última obra «Malko y Papá».

Este libro me ha gustado mucho porque tiene la dosis exacta de humor, sátira y crítica social; todo ello adaptado para niños de corta edad. !Qué más se le puede pedir!. Desde mi punto de vista trata el tema de la inclusión y la discriminación, en este caso la positiva, de forma muy llana y directa, como lo haría un niño.

El estereotipo es una forma de discriminación, es discriminación positiva si así se quiere, pero no deja de ser discriminación.

Gusti

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.